Untitled Document
Sábado, 29 Abril 2017 01:24
Política
Judiciales
Investigación
Interés General
Cultura
 
24-07-2013 | 16:59
Ampliar fuente
Achicar fuente
Restaura letra
  Misterio
La aparición del cadáver de un empresario salpica a De la Sota
 
El viernes pasado (19/07) apareció flotando en el río Suquía, justo detrás de la Casa de Gobierno de Córdoba, un cuerpo que terminó siendo identificado como el de Marcelo Arias, un importante empresario con fuertes vínculos con la administración del ex gobernador Juan Schiaretti, beneficiada con obra pública y denunciada por enriquecimiento ilícito. Mientras se investigan las circunstancias de la muerte de Arias, se supo que el cadáver tenía un brazo roto y heridas en el rostro. por | Urgente24.com
 

CIUDAD DE BUENOS AIRES (Urgente24).- El viernes pasado (19/07) apareció flotando en el río Suquía, justo detrás de la Casa de Gobierno de Córdoba, un cuerpo que luego fue identificado como Marcelo Arias (39), un importante empresario presidente de la firma Newen SA que se dedica a la construcción de gasoductos en la provincia y que tiene estrechos vínculos con el gobierno cordobés desde la época de la gestión de Schiaretti.

Newen, de origen mendocino, está vinculada a la construcción de los gasoductos de Sierras Chicas, ruta 7 y ruta 8, estos últimos en el sur de la provincia de Córdoba, según precisó el diario La Voz que investigó los privilegios que habría tenido esa firma para acceder a obra pública en la provincia mediterránea.

Por caso, el caso de Sierras Chicas generó una fuerte sospecha porque mientras las obras para el tendido de gas natural en la zona se habían paralizado en 2010, Newen seguía cobrando por tareas de asesoramiento a los municipios.

El día que Arias apareció en el río Suquía se dijo que venía de una reunión en Ecogas (aunque ese organismo afirma que el empresario jamás entró el viernes a alguna de sus tres sedes de Córdoba, porque no está registrado en los libros de guardia, lo que deberá determinar la investigación) y luego se afirmó que se dirigía a la gobernación, aunque fuentes del Gobierno provincial negaron tener prevista alguna reunión con funcionarios en el Centro Cívico. Lo cierto es que el cuerpo del empresario apareció justo detrás del palacio de gobierno, lo que despierta demasiadas dudas sobre la motivación del crimen y especialmente por los vínculos que tenía Newen con el gobierno del ex gobernador Juan Schiaretti.

El dueño original de Newen es el ingeniero mendocino Roberto Daniel Martín. En 2006, Martin firmó el primer contrato con el Ente Intercomunal Sierras Chicas Gas que integran 10 intendentes cordobeses y en 2007 fue designado por el gobernador Schiaretti como secretario de Transporte y Servicios Públicos. Se lo consideraba un hombre que respondía al ministro de Obras y Servicios Públicos, Hugo Testa.


En febrero de 2009, Testa firmó una resolución para designar a Martín como representante de su ministerio en la Comisión de Apertura de Ofertas y en la Comisión de Evaluación, encargadas del avance de cinco grandes gasoductos que debía construir un grupo de empresas encabezado por la brasileña Andrade Gutiérrez SA, precisó el diario La Voz.

Mientras Newen seguía obteniendo beneficios en obras públicas, Arias era asesor técnico de la compañía. Pero la presidenta de la consultora Liliana Beatriz Ferro (esposa de Martín) decidió retirarse y la ingeniera mendocina Jacqueline Schkop ocupó su lugar hasta el arribo de Arias a la cúpula.

Arias, que además era ingeniero y docente universitario en Mendoza, estaba a cargo de los anteproyectos técnicos y mantenía contactos con varias intendencias de Sierras Chicas que le pagaban a su consultora por tareas que presuntamente no realizaba.

Desde marzo de 2012, el fiscal de delitos económicos Hugo Amayusco investiga a la empresa Newen SA. El legislador Ricardo Fonseca había realizado la denuncia por el canon que le cobraba a los diez municipios de Sierras Chicas.

La muerte de Arias fue caratulada como “de etiología dudosa” y, para poder establecer las circunstancias en que el gerente perdió la vida, los investigadores aún deben esperar hasta los resultados de la autopsia.

El cuerpo del empresario fue rescatado aproximadamente a las 12.40 del viernes pasado tras ser divisado por un integrante de la Policía Ambiental del Ministerio de Agua, Ambiente y Energía, que se encarga de patrullar las costas del río.

El cadáver flotaba lentamente boca abajo y, cuando fue sacado del agua, vieron que tenía un brazo roto y heridas en los labios y a la altura de las cejas.

Un funcionario con experiencia en el rescate de cadáveres en ríos y lagos dijo a La Voz que, por el bajo nivel del río ese día y por la forma en que fue hallado, el cuerpo de Arias debió haber caído al río “apenas minutos antes” de ser encontrado, y no tuvo oportunidad de sumergirse.
 
 
 
   

Buscar

Click para ampliar




 
Untitled Document
Justo Juicio.com
Todos los derechos reservados © 2007
Las notas u opiniones firmadas, son responsabilidad exclusiva de su autor y la redacción
no necesariamente las comparte o las asume como propias. Salvo que así expresamente lo suscriba.