Untitled Document
Viernes, 23 Junio 2017 21:44
Política
Judiciales
Investigación
Interés General
Cultura
 
16-06-2014 | 16:54
Ampliar fuente
Achicar fuente
Restaura letra
  Gigoló: un oficio inesperado
Turturro y Allen, unidos en un filme
 
Turturro y Allen se unen en esta película para interpretar a dos grandes amigos que tratan de escaparse de problemas económicos. Fanding Gigolo, estrenada en Argentina como "Casi un gigoló" es la quinta película escrita y dirigida por John Turturro, después de escribir Passione en 2010. por | Josefina CIMA
 
Con la participación de notables actores como Sharon Stone, Sofía Vergara y Woody Allen, que se presenta en pantalla grande después de su última actuación en A Roma con amor (2012) y en unos de los pocos casos en los que es dirigido por otro.
Con la ciudad de Brooklyn y un típico barrio judío de New York de fondo, se desarrolla esta comedia picaresca y disparatada, donde Turturro le introduce efervescencia y un humor particular.
Allen, demostrando su evidente sello en la película con su neurótico humor, interpreta a Murray, un personaje diseñado perfectamente para el viejo Woody. Murray es un vendedor de libros que, por cuestiones financieras, debía cerrar la librería que formaba parte de su familia desde generaciones anteriores. Y en esta situación de apuros económicos, se le presenta una nueva y diferente salida laboral: convertirse en proxeneta de su mejor amigo.
Su dermatóloga (Sharon Stone) y su amiga (Sofía Vergara) intervienen en el papel de dos esposas insatisfechas de clase alta que buscan a un hombre para realizar un viejo y conocido trío. 
Lo que nadie pensaba era que, quien iba a representar al gigoló sería el mismo Turturro, en la piel de Fioravante, un florista que es persuadido por su amigo Murray para adentrarse en este nuevo oficio. 
Sin embargo, cuando parece que la película se desenvolverá en la historia de estas dos hermosas mujeres y el accidental gigoló, llega a la vida de Fioravante, Avigal (Vanessa Paradis), una viuda judía ortodoxa con problemas de intimidad desde la muerte de su marido. Y con la paciencia y respeto que caracteriza al florista, comienzan un redescubrimiento de sensaciones de amor en el cuerpo de esta judía que experimenta una notable angustia y soledad en su interior.
Casi un gigoló es un filme que se despliega por distintos distritos sociales de Brooklyn, mostrando variadas facetas (por ejemplo, la convivencia de Murray con afroamericanos en contraste con la elevada clase social a la que pertenecían Stone y Vergara) como también podemos ver en Romance & Cigarettes, escrita por el mismo Turturro, donde se desarrolla en un vecindario de gente humilde de New York. En ambas películas, además, el director muestra erotismo y pasión combinados con un despliegue de humor, con mucha música de tipo instrumental y jazz. 
Si bien la película pudo haberse considerado como inconclusa y no del todo resuelta ya que la verdadera historial principal se dio a conocer al final cuando ya todos creían que se desarrollaría en torno al oficio de gigoló de Fioravante, también resultó ser una extraordinaria fusión entre John Turturro y Woody Allen. La elocuencia y la falta de retraimiento de Murray frente a la poca demostración y timidez de Fioravante, lograron cierto equilibrio que se desplegó en imperdibles diálogos y dieron como resultado un filme ocurrente y entretenido, aunque desparejo para poder disfrutarse.

Por | Josefina CIMA

 
 
 
   

Buscar

Click para ampliar
foto: kinefilia.wordpress.com



 
Untitled Document
Justo Juicio.com
Todos los derechos reservados © 2007
Las notas u opiniones firmadas, son responsabilidad exclusiva de su autor y la redacción
no necesariamente las comparte o las asume como propias. Salvo que así expresamente lo suscriba.