Untitled Document
Sábado, 29 Abril 2017 01:29
Política
Judiciales
Investigación
Interés General
Cultura
 
14-11-2014 | 11:31
Ampliar fuente
Achicar fuente
Restaura letra
  Efredina
Tema argentino en Washington DC
 
Las causas judiciales que comprometen a la Administracion Kirchner resultan un problema en la eventual retirada del poder. O las intentan cerrar antes de marcharse o apuestan a no marcharse: esa parece ser la disyuntiva para personajes influyentes de la Administración K. por | Urgente24.com
 
Douglas Farah, investigador senior del International Assessment and Strategy Center, de Washington DC, especializado en enfoques de mediano y largo plazo que impactan en la política de seguridad de USA, sus intereses principales y alianzas, ya es conocido por la opinión pública argentina, ya que realizó varios reportes acerca de la Administración Kirchner, que provocaron un gran enojo entre los integrantes del Frente para la Victoria.

El ex secretario de la Lucha contra el Narcotráfico de Argentina, José Ramón Granero, será juzgado en 2015 por su complicidad en el tráfico de 40 toneladas de efedrina, que es utilizada por narcotraficantes para fabricar metanfetaminas.
CIUDAD DE BUENOS AIRES (Urgente24). El llamado 'clan Zacarías' lo integran quien fue el secretario de Granero, Miguel Zacarías; el ex empleado de la obra social PAMi, Máximo Zacarías; Rubén Zacarías (ex subsecretario de Protocolo y Ceremonial de Presidencia de la Nación hasta 2013); y Luis Zacarías (quien trabaja en la secretaría privada de Cristina Fernández de Kirchner).
 
Este 'clan Zacarías' nada tiene que ver con el 'clan Zacarías Irún', de Paraguay (Javier Zacarías Irún es el principal referente político del Alto Paraná; y su mujer Sandra McLeod es la alcalde de su bastión, Ciudad del Este).
 
Los Zacarías argentinos se encuentran en la mira por la participación probada de alguno de ellos en la importación y comercialización de efedrina.
 
Informe Farah
 
La efedrina en la Administración K es otro tema abordado por Douglas Farah, investigador senior del International Assessment and Strategy Center, de Washington DC, USA.
 
Farah explicó que su nuevo documento, elevado al Senado estadounidense, "es una actualización sobre el tráfico de drogas y la corrupción en el gobierno de Fernández de Kirchner, que enfoca la investigación de químicos precursores que han llevado a la presentación cargos judiciales en contra de algunos de los socios más cercanos de la Presidenta. (...)".
 
Hay algunos párrafos que no son novedosos para la opinión pública argentina pero sorprende encontrarlos en la literatura que circula sobre la Administración K en la capital federal estadounidense.
 
Por ejemplo:
 
"(...) Ha recibido alguna atención internacional el rápido crecimiento de tráfico de cocaína y la violencia que lo acompaña, especialmente cerca de la porosa frontera con Bolivia, y cuyo centro es la ciudad de Rosario. La cocaína pasa de contrabando desde Bolivia y Perú hacia la Argentina, transita el país en camiones para luego ser transportada por mar hacia mercados en el extranjero, especialmente en Europa, lo que ha resultado en una explosión de asesinatos en una región anteriormente pacífica.
 
Los niveles y métodos de violencia eran desconocidos en la Argentina moderna hasta hace tres años.
 
Sin embargo, son los escándalos y la corrupción que rodean a la industria de efedrina en el país, prácticamente sin reglamentación, que siguen enturbiando al gobierno de Fernández de Kirchner y sus personas cercanas a él. La efedrina es una sustancia precursora importante en el floreciente tráfico de metanfetamina, y ha sido importada a la Argentina en cantidades masivas en los últimos años.
 
Gran parte de la efedrina es transportada luego a Méjico y otros lugares para la elaboración de metanfetamina, lo que beneficia directamente al lucro del cartel de Sinaloa y varias organizaciones colombianas, como por ejemplo, la Oficina de Envigado. (...)
 
La participación de Zacarías es de particular importancia.
 
Al igual que Granero, Zacarías y sus tres hermanos gozan de una larga relación con la familia Kirchner, y habían desempeñado una variedad de cargos en los gobiernos del matrimonio.
 
Dos de los hermanos de Miguel, Rubén y Luis, fueron altos funcionarios en la oficina de protocolo de la presidencia. Durante años los hermanos decidían quién viajaría en el avión presidencial y quienes recibirían pago de viáticos por viajar con asuntos del gobierno.
 
Según investigaciones oficiales e informes en los medios de comunicación, Miguel Zacarías era el funcionario en la oficina de Granero que supervisaba la importación de efedrina. Hizo llamadas frecuentes a la Casa Rosada (así se conoce la casa presidencial argentina), y a agencias de seguridad responsables por la aprobación de los cargamentos, para asegurar su llegada sin dificultades. La jueza Servini cita dichas llamadas específicamente en su indagación de los registros telefónicos de las oficinas presidenciales. (...)
 
(...) Hay otra situación judicial que deja empañada la oficina del Fiscal General de la República.
 
La oficina está a cargo de otro funcionario leal a la presidenta quien inició una investigación
 
de las actividades de un juez que investigaba agresivamente la ruta que siguieron fondos ilícitos que parecía dirigirse directamente hacia la presidenta.
 
(...) La Presidenta y Gils Carbó iniciaron un movimiento llamado “Justicia Legítima,” formado por jueces, fiscales, y abogados cercanos al gobierno, en respuesta a las numerosas investigaciones sobre la corrupción de sus funcionarios. El movimiento aboga por “justicia popular” mucha mayor injerencia del Poder Ejecutivo en el Poder Judicial, y menos independencia judicial. El grupo dirigió el ataque en contra de Campagnoli.
 
En un giro de eventos inesperado, el juicio de Campagnoli, el cual fue prolongado por meses, finalmente le costó al gobierno capital político de consideración con un resultado vergonzoso.
 
El jurado de jueces y abogados que llevaban el juicio tuvo que levantar la sesión al encontrarse en un punto muerto después de que un miembro del jurado saliera con baja médica por una condición nerviosa. Estando todavía bajo investigación, Campagnoli fue restituido a su puesto. Enfrentados con un torrente de apoyo público para el fiscal, el gobierno también aceptó sus demandas de reconstituir su equipo de investigación legal que había sido desmantelado. (...)"
 
Proceso
 
El ex secretario de la Lucha contra el Narcotráfico de Argentina, José Ramón Granero, será juzgado en 2015 por su complicidad en el tráfico de 40 toneladas de efedrina, que es utilizada por narcotraficantes para fabricar metanfetaminas.
 
La efedrina es de origen vegetal, principio activo aislado originalmente de Ephedra distachya, conocida en extremo oriente como Ma huang, hierba ampliamente utilizada en la medicina tradicional china.
 
Este alcaloide también puede encontrarse en menor concentración en la planta Sida cordifolia y en la Ephedra funerea, que es conocida como "té mormón" en USA.
 
La molécula de la efedrina fue originalmente el precursor químico para la síntesis de la anfetamina
 
Un precursor químico es una sustancia indispensable o necesaria para producir otra mediante una reacción química. Y es un tema muy delicado en la Argentina el acceso relativamente sencillo a precursores químicos indispensables para la producción de narcóticos.
 
Por ejemplo, el ingeniero químico Javier Lagares se encuentra detenido por la explosión de la fábrica Raponi Industrial Química, en barrio Alta Córdoba (de la ciudad de Córdoba).
 
Lagares es el responsable técnico de la firma que estaba autorizada a la manipulación de productos no inflamables, pero en el que se habrían hallado recipientes de formol, bolsas de nitrato de sodio y amoníaco, un conocido precursor químico utilizado por el narcotráfico para la elaboración de droga, y que sólo puede ser usado con permiso del Sedronar.
 
El procesamiento del extitular de la Secretaría de Prevención de la Drogadicción y Lucha contra el Narcotráfico (Sedronar) se enmarca en “la ruta de la efedrina”, el entramado que armaron narcotraficantes mexicanos y empresarios y funcionarios argentinos.
 
Según la investigación, la Sedronar permitió que, entre 2004 y 2008, se importaran 47.6 toneladas de efedrina, de las cuales 40.9 toneladas fueron desviados a manos de narcotraficantes que estaban en México o que ya operaban en varias provincias argentinas.
 
La Sala I de la Cámara Federal confirmó el procesamiento del ex titular de la Sedronar, José Ramón Granero y de Gabriel Abboud y Julio De Orué, ambos ex funcionarios de la Sedronar, como "partícipes necesario del delito de haber introducido al país materias primas destinadas a la fabricación de estupefacientes".
 
Sin embargo, la Sala I revocó los procesamientos y les dictó la falta de mérito a 3 directores técnicos de las droguerías involucradas en la maniobra.
    por|Urgente24.com
           
 
 
 
   

Buscar

Click para ampliar
foto: myrome.org



 
Untitled Document
Justo Juicio.com
Todos los derechos reservados © 2007
Las notas u opiniones firmadas, son responsabilidad exclusiva de su autor y la redacción
no necesariamente las comparte o las asume como propias. Salvo que así expresamente lo suscriba.