Untitled Document
Viernes, 23 Junio 2017 21:50
Política
Judiciales
Investigación
Interés General
Cultura
 
30-03-2017 | 08:06
Ampliar fuente
Achicar fuente
Restaura letra
  A 59 años de avanzar en ser Naciòn
Mid, Dto. Còrdoba
 
El eje sobre el que gira la actividad política y económica de una Nación, es el Hombre. Quién pone su honra, familia, ancestros y propósitos para servir, está construyendo posibilidades y oportunidades para toda la población sin exclusiones. Y esa tarea demanda estudio para conocer las mejores vías para integrar y desarrollar todas las potencialidades de una geografía tan amplia y diversa como es Argentina. por: MID Còrdoba ( colaboraciòn EduardoBORDONES).
 
La educación es vital para el desarrollo, la Salud de la niñez debe ser una preocupación constante para agigantar el gran capital de una Nación que es el intelecto colectivo que se nutre de los mejores conocimientos para cuidar la casa común, el ambiente y todos los medios para aprender y después enseñar. 
Aprender de los mayores, enseñar y enseñar todo aquello que nos haga mejores y que brinde las posibilidades de constituir una familia que ame su Patria respetándola y cuidándola.
En la vida política es imprescindible saber elegir para que sean los mejores los que lleven el timón, y es obligación cívica averiguar antecedentes y curriculum de los aspirantes.
En nuestra Historia nos hemos destacado en el Mundo; y hoy llamamos la atención por haber transitado velozmente un tobogán que nos conduce a un desastre.

           Que nos pasó y pasa?
Los mejores Hombres que hicieron a la República  yacen olvidados, quienes traficaron con necesidades y se ocuparon científicamente de sacarle a la Nación hasta la posibilidad de tener sueños, tienen su nombre regado en cuanta plaza grande o chica, pared y/o monumento grande y chico también tenga espacio para un cartel.
Presidentes de la República sufrieron campañas de desprestigio por ser “lerdos”, Estadistas irrepetibles como FRONDIZI fueron derrocados, pero sus realizaciones cambiaron el curso de la vida republicana y originaron un quehacer económico que no ha podido ser emulado ni en mínima parte hasta el día de hoy.
Hoy percibimos un cambio institucional notable, pero con demasiados yerros y correcciones para algarabía resucitadora para la banda que partió en dos al País, y lo postró merced a la despiadada y enfermiza práctica de destrucción cívica, moral y económica desde el Estado.
Es inconcebible que el pregonado mejor equipo para gobernar no haya podido hacer una factura para cobrar el gas, y llegue a equivocarse descontando 20 pesos al sector más desprotegido y rehén permanente de una clase política que llega para reivindicar a los abuelos extorsionados hoy, hasta para darles un remedio menos de los 5 que otorgaba la banda siniestra.

 Ni mafias, ni corporaciones ni familias.

Los inquilinos del poder, son eso, inquilinos. 
Y deberían acudir al Congreso, no decretos de necesidad y urgencia, para sancionar civil y penalmente a los que desde el Estado lo utilizan para el beneficio propio, igual que aquellos que desde fuera del Estado se hacen millonarios repartiendo a manos llenas el alimento de la corrupción.
El castigo ejemplar y la recuperación de lo mal habido no admite dilaciones, debe ser ahora, no de acá a años luz evitando la sospecha de la complicidad.
 El actual presidente tiene la enorme e intransferible responsabilidad de llevar sobre sí las esperanzas de un pueblo que creyó y lo votó, haciéndolo triunfar sobre una máquina sorprendida hasta hoy por encontrase transitando tribunales y cárceles.
Y el MID plantea con fuerza la práctica irrestricta de la Justicia, a la cual se insta a la celeridad máxima dentro de la normativa. Y vería con agrado que funcione el Consejo de la Magistratura o que se la disuelva sino tiene que hacer
La Argentina debe cerrar definitivamente las controversias del pasado y concentrar todas sus energías morales y materiales hacia el futuro en pos de una Nación con claros objetivos de superación en todos los terrenos que sea capaz. 
Participar es ampliar la base, escuchar es ejercer la inteligencia. 
Cuidado con delegar si quienes deben ejercer, anuncian cometer muchos errores todos los días, porque no sirven y se paga con descredito.
Argentina merece un buen destino, que se haya enseñado a no trabajar para tener cautiva a la gente comprable es muy malo porque amplia las bases del delito y el narcotráfico y daña las Instituciones de la República.
La República, sus Instituciones, no quieren ni necesitan medallitas; requieren y exigen medidas que hagan posible pensar en un País mejor mañana; con presos a los delincuentes, con libertad a los que cumplieron ordenes constitucionales y con claras señales de transparencia.-

Dr.VíctorIndiveri   -                                                                  Eduardo Bordones-Vice presidente 1º   -                                       Secretario General

 
 
 
   

Buscar

Click para ampliar




 
Untitled Document
Justo Juicio.com
Todos los derechos reservados © 2007
Las notas u opiniones firmadas, son responsabilidad exclusiva de su autor y la redacción
no necesariamente las comparte o las asume como propias. Salvo que así expresamente lo suscriba.